Los Hechos y Mitos sobre la succión de los dedos Parte 2

Los Hechos y Mitos sobre la succión de los dedos Parte 2

En nuestra primera parte de esta serie de publicaciones acerca del hábito de chuparse el dedo, hablábamos acerca de un estudio reciente por parte de la Universidad de Sydney que encontró que no existe una relación entre los trastornos del habla y el uso de chupones o chuparse el dedo.

Mientras que estas son grandes noticias y nos coloca en la ruta correcta para determinar la causa raíz de los trastornos del habla para mejorar su desarrollo, es importante destacar que esto no significa que sea recomendable que los niños se chupen el dedo o utilicen chupón después de los cuatro años.

Aquí en nuestra segunda parte, discutiremos el porqué el hábito de chuparse el dedo o el uso del chupón si pueden afectar a tu hijo una vez que ya no sea un niñito.

¿Porqué el chuparse el dedo después de los cuatro años sigue siendo un problema?

La Dra. Elise Baker, la autora principal del estudio sobre trastornos del habla, dice que el uso de chupones y el hábito de chuparse el dedo siguen siendo los causantes de la “mordida abierta” cuando son utilizados por un largo periodo de tiempo. Por ejemplo, el 5% de los niños se chupará el pulgar después de los cuatro y cinco años.

Mordida abierta

Se le conoce como mordida abierta cuando la mandíbula superior y la inferior no se tocan. Es bien conocido que la succión de dedo y el uso de chupón de manera prolongada son causantes de problemas en el paladar.

El chuparse el dedo, en particular, puede también causar problemas con infecciones. La saliva de tu hijo y la constante succión pueden causar la malformación de la uña del pulgar, la cual puede causar infecciones en la misma uña.

Hasta 3,200 bacterias en promedio se encuentran en las manos de una persona, y debido a que tu niño se encuentra aún aprendiendo una buena técnica de lavado de manos podrían acarrear aún más bacterias.

En los primeros años de tu niño, esto en realidad pudiera ser benéfico para el porque ayuda a su sistema inmunológico a fortalecerse contra alergenos. Aún así, una vez que tu niño entra a preescolar, están más expuestos a introducir bacterias más dañinas a sus cuerpos cuando se chupan el dedo.

Fuente Tguard Mexico

Contáctanos Whatsapp 3206742987

¡Oye! Búsqueda de productos aquí
×