Una boca saludable para tu bebé Parte 1

Una boca saludable para tu bebé Parte 1

1. Proteja los dientes de su bebé con flúor (también conocido como “fluoruro”).

El flúor, también conocido como fluoruro, protege los dientes contra la caries. Además, puede sanar la caries que está empezando. El flúor se encuentra en el agua potable de muchos pueblos y ciudades.

Pregúntele al dentista o al médico si el agua potable donde usted vive tiene flúor. Si el agua potable no tiene flúor, pregúntele sobre otros tipos de flúor (como el barniz de flúor o las gotas de flúor) que pueden ayudar a mantener saludables los dientes de su bebé.

2. Examine y limpie los dientes de su bebé.
Examine los dientes de su bebé Los dientes saludables tienen un color uniforme. Si ve
puntos o manchas en los dientes, lleve a su bebé al dentista.
Limpie los dientes de su bebé Límpielos apenas le salgan con un paño suave y limpio o con un cepillo dental para bebés.
Límpiele los dientes por lo menos una vez al día. Lo mejor es limpiarle los dientes justo antes de ponerlo a dormir.
A los dos años (o antes, si el dentista o médico lo sugiere), debe comenzar a ponerle pasta de dientes con flúor en su cepillo. Ponga solo una cantidad muy pequeña de pasta de dientes, que no sea más grande que un grano de arroz.

¡Oye! Búsqueda de productos aquí
×